asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


domingo, 24 de diciembre de 2017

¿ES CIERTO LO QUE DICEN DE VICTOR HUGO Y EL PRIORATO DE SION?



Por Mario Ramírez Monroy



Mucho se ha hablado sobre el Priorato de Sion a raíz del libro El enigma sagrado y sobre todo con el fenómeno de El código Da Vinci. A la vez, las últimas investigaciones han demostrado que, muy probablemente, el Priorato de Sion fue sólo una invención de Pierre Plantard; por lo tanto, la teoría de que Victor Hugo fuera uno de los grandes maestres también se va a pique. Sin embargo, en la novela Notre Dame aparecen varios símbolos que no parecerían ser obra de la casualidad. Todo el mundo conoce la historia. El escenario se centra en la catedral que da título a la novela, Notre Dame de Paris. Según cuentan algunos, el título de Notre Dame nunca se refirió a la Virgen María, sino a María Magdalena. Pero de eso no queremos hablar. Nos centraremos sólo en sus personajes.


El más conocido, sin duda, es Cuasimodo. El jorobado que deambula y trepa por los muros de la catedral. Es sordo por el sonar de las campanas y apenas puede hablar, además de ser casi ciego de un ojo por una deformidad del rostro. Pero su ojo descubierto tiene una visión tan aguda que es capaz de reconocer personas desde lo alto de Notre Dame, como si se tratara del ojo de Horus, el ojo que todo lo ve. Poco se habla del color de pelo del personaje. Cuasimodo es pelirrojo. Además, varios conocedores aseguran que tenía los ojos verdes. ¿No muchas veces se han asociado estas características con María Magdalena, sea cual fuese el motivo de dichos colores?

También tenemos a Esmeralda, la gitana. Su nombre en sí nos remite a la Tabla Esmeralda. También se podría asociar con la virgen negra que tanto se venera en el sur de Francia. La virgen negra es la patrona de los gitanos. A Esmeralda siempre la acompaña una cabra; asócienla con lo que ustedes gusten.

En un capítulo del libro se sabe, que cuando roban a Esmeralda siendo un bebé, dejan en su lugar a Cuasimodo también siendo bebé. Cuasimodo y Esmeralda tienen la misma edad. Si usamos la imaginación, podríamos pensar que ambos personajes podrían complementarse, por lo cual, Esmeralda podría tener el color del pelo y los ojos de Cuasimodo.

El capitán, que será la perdición de Esmeralda, lleva el nombre de Febo, el sol. Sin contar que su novia, dato interesante, se llama Flor de Lys. Si nos pusiéramos más paranoicos, podríamos pensar en el torpe poeta Pierre Gringoire (Pedro), quien termina “traicionando” a Esmeralda al preferir rescatar a la cabra en lugar de rescatar a la gitana. De nuevo, no sabemos si esto fue escrito intencionalmente o tan sólo fue el resultado de la casualidad. 

Victor Hugo concibió la novela con el propósito de concientizar a la gente sobre la importancia que tenía la catedral, y más después de quedar en malas condiciones debido a los disturbios de la Revolución Francesa. Y lo logró. Notre Dame fue apreciada como una joya arquitectónica y restaurada con ayuda del pueblo. 

La ciudad de París en sí es todo un misterio para quien gusta encontrar significados en todo lugar. Muchos dicen que la Isla de la Cité es uno de los principales puntos de energía del planeta, en especial dentro de Notre Dame, en el sitio donde se encuentra la estatua de la virgen cargando al niño. Dicha estatua es la única escultural original del medievo que se pudo salvar después de la Revolución Francesa. Se dice que una familia rica y poderosa escondió la estatua en su propia casa. 


Nadie puede saber cuál es la verdad. Tal vez Victor Hugo nunca estuvo en ninguna orden secreta y todo ha sido producto de la casualidad. Tal vez tampoco sea cierto lo que dice El código Da Vinci, que la figura de Juan en realidad es María Magdalena. Tal vez todo sea casualidad, como que la Torre Eifel fue construida encima del antiguo cementerio de los Parisii, los antiguos fundadores de la ciudad. 

A propósito, ¿conocen el personaje principal de Los Miserables, Jean Valjean? De un ex convicto, de nombre Jean (Juan), decide reformarse y llamarse Madeleine (Magdalena).