asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


jueves, 24 de noviembre de 2016

Gracias

Éste ha sido el año más terrible de mi vida. Pero aun así tengo que dar gracias como acostumbro.

Gracias a la maestra Gabriela Ynclán por incluír mi obra en el proyecto La EsCena y por dejarme ser parte de ellos y de su taller.

Gracias a Mauricio Corredor por dirigir mi obra.

Gracias a Mary por ser una de las más fieles seguidoras de este blog a través de todos estos años, y muchas gracias por su palabras de apoyo.

Gracias a los doctores Luis, Javier, Emilio y a Sonia y Silvia por atender a mi mamá.

Gracias a mi hermana Érika por regalarme ese viaje a París y a otras ciudades de Europa.

Gracias sobre todo por haber conocido la ciudad de Lisieux.

Gracias por todo lo que he aprendido.

Gracias a quienes siguen leyendo este tan abandonado blog.

Pero por sobre todas las cosas, gracias a mi madre por haber sido una persona tan maravillosa en mi vida, la persona que me enseñó a imaginar. Gracias por todos estos años de compañía, mamá. Hasta luego.