asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


domingo, 30 de agosto de 2009

FF7 CC


El Gran Arkham, ídolo de la juventud, está muy contento porque al fin tiene entre sus manos el juego Final Fantasy VII, Crisis Core. Qué maravilla. Hace como siete años que no jugaba un RPG. Pensé que me iba a costar más trabajo volverle a agarrar la onda, pero no: en un día adelanté mucho. Hasta ahora no me ha decepcionado ni la historia, ni la música, ni el modo de juego. En verdad la espera valió la pena.

En estos momentos, no tengo ganas de leer ni de escribir. Tan sólo quiero jugar. Así que, si me lo permiten...

jueves, 20 de agosto de 2009

¿Alguien tiene uno?

Pues aquí está el Gran Arkham, triste por no tener boleto para el concierto de AC/DC en la Ciudad de México. Sé que tardé mucho en ir a comprarlo, pero hasta hace poco pude conseguir dinero; y cuando fui, ya no había para la sección general A.

¿De casualidad, no les sobra algún boletito? Se los pago bien.

lunes, 17 de agosto de 2009

The Watchmen

Recién acabo de ver la película Watchmen, y como dijo la Gran Mary y el Gran Pípiripau, no me decepcionó. Es más, se une a la lista de películas que me dejan más que emocionado al terminar de verlas.

La verdad, está muy apegada a la novela gráfica, con su lógicas eliminaciones de escenas y personajes, y demás modificaciones para adaptarla al tiempo de la película. Pero, a pesar de todo, muy apegada al original. Cuando entran los creditos, después de que matan al Comediante, se me puso la piel de gallina de la emoción al ver la personificación de los
Minutemen. Claro que lo único que no me gustó fue que, al final, se le asigna al Doctor Manhatan la falsa responsabilidad de la destrucción, y no a los falsos extraterrestres. De todas maneras, esta vez no hice corajes.
Aunque no culpo ni por un momento a Alan Moore por volver a renegar de esta versión. A mí no me gustó que no le dieran la importancia que merecía Justicia Encapuchada, ni que tampoco salieran el vendededor de revistas y el muchacho que leía gratis ni los editores del periodico independiente (sólo salen un momento, casi al final). Pero qué se le va a hacer si las películas son una versión aparte, donde la mayoría de las veces se destruye la historia original; y otras cuantas -por desgracia, menos seguido-, se mejora. En este caso -creo-, se dio una adaptación decorosa y muy fiel; aunque, repito, no me gustó que culparan al Doctor Manhatan.
En Noticias 22 dijeron que la película dura dos horas con cuarenta minutos, lo mismo que el DVD de alquiler (el que yo vi). No obstante, aseguraron que la versión del DVD de venta tendría cuatro horas de duración. Probablemente ahí saldrán las participaciones de los personajes que no aparecieron en la versión del cine. Espero pronto poder conseguirlo.

sábado, 15 de agosto de 2009

Tres días de Amor y Paz

Hoy se celebra el 40 aniversario del concierto de Woodstock. El Gran Arkham todavía era un niño cuando vio la película que documentó ese evento en televisión, allá por 1984. Desde ahí ya me emocionaba ver a The Who, Santana, Janis Joplin y Jimmie Hendrix haciendo magia en el escenario. Grandes tiempos, aunque no nos tocara vivirlos.


Woodstock marcó el inicio de los conciertos masivos, y demostró que en aquel tiempo quinientas mil personas podían convivir sin ninguna violencia durante tres días. Lástima que también marcó el principio del fin del Poder de las Flores y del Amor y Paz. Nuestros tiempos son otros, y jamás se podrá repetir un evento de esta naturaleza.

jueves, 13 de agosto de 2009

13 de agosto

Hoy pensaba escribir sobre algo que me pasó en esta misma fecha, y más porque ahora se cumple un número significativo de este aniversario. Dicho evento cambió radicalmente mi manera de ver el mundo, seguido de muchos años de depresión, los cuales -por fortuna, creo- quedaron atrás. Uno de mis rituales era regresar a caminar por los rumbos de un teatro (que ahora es un templo cristiano), donde ocurrieron los hechos. Pensé que también regresaría hoy, pero no lo hice. Creo que fue lo mejor.

Ayer, en el programa de Noticias 22, dijeron que hoy se conmemora el 70 aniversario del estreno de la película
The Wizard of Oz, cuya versión original, después de muchísimos años de desidia, por fin la leí. Gracias a esta noticia, pensé mejor las cosa y decidí no hablar más de aquel hecho de mi vida y dejarlo para siempre en el olvido, donde debe pertenecer. De ahora en adelante, será mejor que recuerdé esta fecha como el estreno de esta gran película, la cual está entre mi videoteca personal. Otra opción también sería recordarla como la caída de la gran Tenochtitlan, pero también eso estaría triste.