asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


lunes, 28 de abril de 2008

Esther


El 6 de febrero murió Esther Frehley, madre de Ace. En verdad lo lamento por Ace y toda su familia.

Ya sé que esto podría parecer una tontera de un
fan adolescente (hace muchísmos años que dejé de ser un adolescente), y más cuando lo más seguro es que Ace nunca leerá este post. Sin embargo, creo que es lo menos que puedo hacer.

Gracias a Ace yo tomé una guitarra; él fue mi inspiración, antes no me interesaba aprender a tocar. Todos tenemos momentos claves en nuestra vida que modifican nuestro camino, y ver tocar a Ace (aunque haya sido en un video) fue uno de ellos.


Así que, aunque millones ya lo hayan dicho (y aunque nunca lo lea), lo siento mucho, Ace, por el viaje de tu madre.

En un programa de televisión -creo que fue en VH1-, Ace comentó que su madre fue quien lo acompañó a la esquina de 10 East y la 23 Street para que audicionara con un grupo. Y este grupo después se llamó KISS.

viernes, 25 de abril de 2008

Músicos y actores


Me acabo de enterar de que existe una película donde actúa Ace Frehley, y no me refiero a KISS meets the Phantom of the park. Dicha película se llama Remedy, Ace interpreta el papel de Johny. Me alegro mucho por él. También estaría padre que Ace se involucrara en otros proyectos cinematográficos.

No es la primera vez que un músico de rock participe en alguna película o en un programa de televisión. Esto no tiene nada de raro, y tampoco interfiere en sus carreras musicales; es decir, los
fans los siguen apoyando incondicionalmente, no lo ven como una traición a la música; pueden actuar y regresar a la música sin ningún problema.

Pero no es lo mismo cuando un actor quiere, de buenas a primeras, convertirse en un músico o cantante, y mucho menos de rock.
¿Qué pasó con David Hasselhoff y sus canciones pop? ¿O el de Miami Vice, quien se creía muy sexy?

Tengo muy presente el caso de un actor mexicano que conocí. Por respeto, no voy a decir su nombre. Fue muy conocido hayá, por los ochentas, cuando era niño. En lo noventas yo tocaba con un grupo
, y en un concierto me encontré con este actor. Resultó que era vecino del otro guitarrista de mi grupo. Pues bueno, a este actor, que también tocaba la guitarra, terminó siendo cantante de un grupo de heavy metal muy conocido.

El tiempo pasó y mucha gente nunca lo aceptó, nunca le perdonó que fuera un ex actor de Televisa. El público rockero es muy exigente, eso ni hablar.


En fin, ya no quiero hablar más de esa persona. (Ya lo había escrito, pero decidí borrarlo por respeto a él; además, terminaría dando muchos datos que revelarían su identidad.)


Así son las cosas. Si uno quiere explorar ambos mundos, la música y el cine, será mejor que empiece como músico.

Ahora, lo que voy a hacer es buscar la película
Remedy para tenerla en mi videoteca personal.

Fe de erratas espacial


En el post Música, universo y espíritu, escribí mal en nombre del planeta de Ace Frehley. No es Gendel, sino Jendell.

Que el dios espacial me perdone.

sábado, 19 de abril de 2008

Hog's head


El Gran Arkham cambia seguido la decoración de su asilo, y esta vez le tocó a la foto que estaba encima de Harley Queen. Ahora la puse en este post para que puedan clickearla y verla bien. Al final de la calle está un lugar llamado Hog's Head, por eso la coloqué en los murales del asilo.

Esta foto la tomó Luz, del Witch Netowork, cuando visitó Inglaterra.

Nombres, nombres y más nombres

No recuerdo muy bien -hace años que la vi-, pero en la obra Cats se habla sobre los nombres que tienen los gatos. El primero es su nombre de pila. El segundo es como todos lo llaman, su apodo. El tercero (espero no estar equivocado) es el que más se amolda a él, a su personalidad o físico. Y el último es su nombre secreto, el que sólo él sabe; por eso, siempre que vemos a algún gato meditar es que está pensando en su nombre, el que nadie más sabrá.

A mí también me gusta jugar con los nombres, como cuando firmo con el nombre de Arkham, Arkamenel o varios más. Y todo esto sale a colación porque estaba buscando un seudónimo para un concurso. Pasé varios días pensando en ese nombre, y lo encontré en un libro que estoy leyendo.


Necesitaba un nombre con una letra específica (la cual no voy a decir), y lo encontré en el Guardián de los dragones de Carole Wilkinson de Ediciones B. En dicha novela, Ping, la protagonista, le pregunta su nombre al dragón . Él le contesta que ha tenido muchos, y entre esa lista aparece un nombre con la letra que yo estaba buscando; además, su significado tiene mucho que ver con el trabajo que mandé al concurso.

De nuevo vuelvo a dudar de que las casualidades existan. Pareciera que las cosa aparecen cuando se las necesita.

jueves, 17 de abril de 2008

Así es


Como diría Enid Nightshade, personaje de la serie de novelas de Jill Murphy The Worst Witch:
"Hay cosas mejores que estar fregando escaleras."

Música, universo y espíritu

En el reciente número de la revista ¿Cómo ves? aparece un comentario sobre el libro Física y música de José de la Herrán. En él hablán de un dato muy curioso: los pianos constan de 88 notas, "número que casualmente coincide con el de las constelaciones estelares en el cielo".

¿De verdad será casualidad? ¿Las casualidades existen?

Esto me hizo recordar algunas cosas que se han dicho sobre la música y la espiritualidad hasta la teoría de las cuerdas, teoría que muchos físicos tratan de comprobar.


Los numerólogos dicen que el 3 y el 7 son números de luz. Todos saben que cada escala tiene 7 notas. Si tomamos en cuenta los semitonos, las escalas cuentan con 12 sonidos; al sumar los números que forman el 12 , 1 y 2, nos da 3.

En los libros de símbolos se dice que las estrellas de siete picos controlan la armonía del universo.

Algunos físicos están tratando de comprobar la teoría de las cuerdas. Por supuesto que no sé mucho, obviamente no soy un experto, pero trata sobre las partículas elementales. Las partículas elementales son aquellas que ya no se pueden dividir. Se dice que los protones y neutrones están compuestos por quarks y gluones. Los gluones son cuerdas, y dependiendo de su vibración nos dará un tipo de átomo. (No pude encontrar la revista con el artículo de esta teoría, ofrezco disculpas si escribí algún error.)


Los sabios antiguos ya sabían sobre la vibración del universo, mucho antes que los científicos.


Si hasta el mismo Ace Frehley aseguraba que nació en un planeta llamado Gendel, donde todos se comunicaban por medio de notas musicales *^^*


En el poco tiempo que estudié música, aprendí algo muy interesante en la clase de armonía. El espectro sonoro nos da los acordes mayores, menores y con séptima; la misma naturaleza nos da esos acordes.


En fin. De nuevo pregunto, ¿las casualidades existen?

Ah, por cierto, si sumamos los números que forman el 88, 8 y 8, nos da 16. 1 más 6 nos da 7. Siguen apareciendo los números de luz.

jueves, 3 de abril de 2008

Maestro Jaime Casillas


Me acabo de enterar de la muerte de Jaime Casillas. No sé qué palabras usar porque soy muy torpe para expresar mis sentimientos, pero Jaime siempre fue una inspiración para todos sus alumnos. Cada clase era un deleite, una manera de gozar el arte, de llenarse de la energía que desprendía Jaime, misma que nos motivaba a no bajar la guardia y seguir escribiendo.

Jaime siempre se emocionaba cuando alguien escribía algo, en verdad su rostro reflejaba esa emoción. Jaime era más que un maestro.

Recuerdo su emoción cuando se despidió de nosotros el último día de clase. También recuerdo su emoción la noche de la entrega del diploma. Ahora recuerdo que él me tomó muy fuerte del brazo, cuando nos tomaron la foto con todo el grupo. Él estaba muy feliz por vernos terminar el diplomado.

Curiosamente, en el post anterior me acordé de una de sus frases: "Nunca desprecien ningún género." Y así quiero recordarlo siempre, a uno de los mejores maestros que he conocido.

Su entusiasmo siempre será parte importante de nuestro aprendizaje no sólo para el arte, sino para la vida.

Gracias, maestro Jaime Casillas, por el regalo que nos dejó.