asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


domingo, 22 de abril de 2007

Runas


Las runas no dejaban de girar en el tablero al mismo tiempo que la chica de morado jugueteaba con su pañoleta. Nadie acepta su vida tan fácilmente sin buscar alguna opción que dé, por lo menos, algún pequeño indicio que ayude a mejorarla. Si fuera por nosotros, la rescribiríamos desde el principio desechando todos nuestros errores y dejando sólo los aciertos que, en casi la totalidad de las veces, descubrimos años después por no decir demasiado tarde.

La última runa dejó de girar y la chica de morado continuaba jugueteando con su pañoleta.
-Llegaste demasiado tarde. Si me hubieras consultados años atrás...

No hay comentarios.: