asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


martes, 7 de abril de 2009

Miren lo que me encontré

Corría el año de 1985 cuando en un programa de radio -conducido por un farsante llamado Víctor Manuel Luján- se presentó una nueva banda mexicana de rock, en la antigua WFM. Y esa transmisión fue escuchada por todos los rockers de la época (siempre que salía a colación, resultaba que todos escuchamos ese mismo programa). Dicha banda era Luzbel. Y fue todo un verdadero trancazo.

Aquí tienen, pues, el video de la canción que sonaba más "comercial", y tal vez la más conocida; aunque compusieron rolas mucho mejores, y más pesadas.

El video está medio chistoso. La chava, en lugar de verse muy sexy, da un poco de risa. Y lo que menos me gustó fue el manejo de cámaras, porque en el solo de guitarra casi no toman al gran Raúl Greñas. Pero, en fin, disfrútenlo. La parte de la letra que me emocionaba, y ahora la uso como forma de pensar, es la siguiente:

No pongas pretextos
para vivir nuestra libertad.
Quisás mañana
TU MAQUILLAJE Y MI CORBATA NOS HAGA CAMBIAR.


1 comentario:

MARY dijo...

luzbel me suena!!!!
Qué buena música pones.
Saludos!!!!