asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


viernes, 10 de septiembre de 2010

¿Literatura barata?

Para empezar, más de uno habríamos tenido serios problemas para aprender a leer si no hubiera existido dicha forma de arte. Los cómics, antiguamente conocidos como historietas aquí en México, siempre fueron la manera más agradable de conocer las letras. Uno de los grandes placeres de mi niñez era gastar todo mi domingo en historietas en los puestos de revistas usadas; compraba muchas revistas con poco dinero (aún recuerdo con emoción las historietas de La Dimensión Desconocida). De todos es sabido la mala fama que tenían, en especial en palabras de maestros de escuela (quienes casi siempre han cometido errores en nuestra formación).

Todo esto viene a colación porque ayer un amigo comentó que Isaac Asimov le interesó la ciencia por pasarse leyendo las revistas pulp de Ciencia Ficción, o Ficción Científica, cuando era niño. Claro que mucho podrían decir que no es un buen narrador, aunque sí lo es como divulgador de la ciencia.

La obra musical Annie también tuvo un origen en los comics. Si mal no recuerdo, cuenta el argumentista Thomas Meehan que el letrista Martin Charnin había ido a Nueva York para comprar regalos de Navidad. Martin encontró toda la colección de Little Orphan Annie: Her Life and Hard Times y la compró para regalársela a un amigo que le encantaba ese tipo de arte. Sin embargo, le terminó dándole otro regalo porqué Martin Charnin quedó encantado con toda la historia cuando la leyó; y así surgió el musical.

Ahora por fortuna la gente piensa diferente con respecto a los comics, en especial con las novelas gráficas. Y eso que hace muchos años se declaró al comic como el noveno arte. Yo creo que hasta aquí dejo este gran post porque por desgracia no soy ningún experto en el tema, tan sólo una persona que le fascina leer monitos. Cada vez que me pongo a limpiar mi desorden, me da gusto ver que no me atrevo a tirar los comics que he comprado en los últimos años. Sin exagerar ni parecer cursi, cada uno representa una época de la vida (los Memines, los Batmans, los Conans, los Bubas de Quintero, las vidas en el abismo de Ahumada, etc.). En fin: hoy me dio por escribir sobre comics.
Cuál literatura barata si vale mucho.

No hay comentarios.: