asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


martes, 12 de julio de 2011

Ya salió el Último Libro del Mundo

Hoy me enteré de que ya está a la venta El último libro del mundo en librerías Gandhi. Ahí sale un cuentito mío llamado "Piel de fantasmas", una versión de un cuento que mandé hace unos años al concurso del blog de Alberto Chimal. Me habría gustado que hubiesen publicado algún otro texto (mandé cinco), pero de todas maneras se siente padre haber sido incluido. Ojalá puedan conseguir el libro, antes de que se acabe el mundo *^^*

10 comentarios:

Carmen dijo...

Claro querido Mario, hace falta que publiquen un montón de tus cuentos.
Un abrazote y que vengan más letras.

Mario Ramírez Monroy dijo...

Gracias, Carmen. Un abrazote

MARY dijo...

Qué guayy
¿Crees que podré comprarlo en España?
Saludos!!!

Mario Ramírez Monroy dijo...

Gracias, Mary. Un abrazote.

Paulina Aguilar Gtz. dijo...

¡¡Muchas felicidades!! Ojalá pueda conseguir el libro pronto para poder leer tu cuento. De nuevo felicidades y que vengan muchos más escritos. Un abrazo.

Jéssica de la Portilla Montaño. dijo...

Esperemos ya esté en mi nuevo rancho-pueblo, si no pos 'ora hasta el lunes, que diga, 'ora hasta que vaya al DF. ¡Felicidades!!!

Mario Ramírez Monroy dijo...

Paulina:

Muchas gracias por entrar en mi blog. Un abrazo.

Mario Ramírez Monroy dijo...

Muchas gracias, Jéssica. Un abrazo.

saraccocus dijo...

no sabia del libro, maese Mario. Hoy mismo lo consigo a como de lugar.
Saludos

Mario Ramírez Monroy dijo...

¡Qué pasó con esos quesos! Y el saco de mariachi. Un abrazo, Ricardo. ¿En dónde andas?