asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


jueves, 27 de marzo de 2008

Soundtracks juguetones


Este 27 de marzo, cumpleaños de James Potter, no quise dejarlo pasar sin escribir algo en este bello blog. José Mario me dejó un comentario en el post anterior, donde dijo que era muy padre la experiencia de tener una colección completa en lugar de toda la discografía en un disco de MP3. Por supuesto que le doy la razón, y le iba a contestar en los mismos comentarios. Pero la platica que tuve con una persona, aunada a la asociación de ideas que surgió de la misma, me hicieron que cambiara de decisión y mejor escribir este postito.

De la plática sobre las colecciones de discos, salió que mi amigo colecciona soundtracks de videojuegos. Sí, de videojuegos. Dentro de esta industria, también se ha considerado mucho su musicalización; tanto así que muchas veces se dispone de toda una sinfónica. Yo, como no tengo mucho varo, he comprado algunos discos también, piratitas. Y puedo asegurarles que existen unas verdaderas obras de arte.

La entrada del primer Silente Hill en verdad da una sensación de angustia y algo de tristeza y nostalgia. El sonido del banjo nos remite a un viejo pueblo olvidado de Estados Unidos.

El preludio de Final Fantasy VII es ya todo un clásico; incluso existe una versión con sinfónica. Para quien la conozca (en un post anterior di un enlace para bajarlo) el principio se ejecuta con un arpa, y la melodía siguiente con cornos ingleses. Imagínen el deleite auditivo.

Lara Croft, Tomb Raider, orquesta con atmósfera nostálgica, cantos gregorianos (si se me permite el término) ¿Qué más quieren?

Un juego que -me atrevo a decir- es todo un poema, al igual que su banda sonora, sin lugar a dudas es la maravilla de Shenmue II. No veo el día en que llegue la continuación. De veras que me volvió loco el soundtrack. Recordé el comentario de un alumno de la Nacional de Música, el cual me dijo que la mitad del éxito de Star Wars era su banda sonora.

Probablemente, muchas personas siguen creyendo que este es un género menor, y que no merece que un buen compositor escriba la partitura para algún título. No obstante, siempre tengo presente el comentario de un gran maestro: "Nunca desprecien ningún género".

Tengo la mala experiencia de algunos (afortunadamente no todos) maestros de la Nacional de Música quienes pensaban que teníamos que seguir componiendo y ejecutando música de concierto; es decir, nada de teatro musical, ni música para cine ni para televisión, ni nada de eso, sino tan sólo ópera (la cual me gusta mucho), conciertos, sinfonías, y demás; entiéndase puro siglo XIX.

Es muy probable que nunca leyeron el libro de Aaron Copland Cómo escuchar la música, donde decía que teníamos que enfocarnos en la música de nuestra época, en la música para el teatro músical y en el cine, lo mismo que la radio. Y eso que el libro se escribió a mediados del siglo XX. En fin, espero que dichos maestros ya no esté ahí.

No hay comentarios.: