asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


sábado, 3 de mayo de 2008

Un cofre lleno de sorpresas


Anoche fui al concierto de Nightwish, en el Salón Vive Cuervo, antes Salón 21. Me atrevo a decir que la mayoría teníamos la curiosidad de ver a Anette Olzon en acción. Y por fortuna nos dio una grata sorpresa.

Yo tenía sentimientos encontrados porque nunca pude ver a Tarja en concierto; aunque eso ya no tiene vuelta de hoja.


En fin, comencemos. No quise ser de los primeros en formarme porque, como lo esperaba, a diferencia de los conciertos que acostumbro asistir, la mayoría era gente muy joven: veinteañeros y adolescentes. Por eso decidí quedarme en las orillas del salón; cosa de la que después me arrepentí.


Con algunos minutos de retraso, el grupo salió a escena, junto con los gritos de las chavas cuando apareció Tuomas y Marco. Empezaron los acordes de "Bye, Bye beautiful" (dedicada a Tarja) y apareció Anette, junto con el grito de todo el público. Desde el principio, se vio la aceptación de la gente por la nueva cantante. Pero esto apenas empezaba.


La segunda canción fue nada menos que "Dark Chest of Wonders", del
Once. A pesar de la mala sonorización del lugar (casi siempre suenan mal los grupos ahí), Anette nos sorprendió. Cantó con una potencia, alcanzando la mayoría de las notas agudas; las más altas las cambió de tono por no tener la tesitura de Tarja, pero eso fue lo de menos: Anette se entregó como una gran cantante de rock, haciéndonos aplaudir a rabiar cuando terminó la rola. Con esa segunda rola, se había ganado la admiración del público.

Continuaron "
Whoever brings the Night", "The Siren", y "Amaranth", mismo espacio que yo aproveché para adentrarme en la pista y buscar un lugar mejor.

Después, según pude ver, sólo quedaron en el escenario Marco y Emppu, ambos con guitarra para dar paso a los primeros acordes de
"The Islander". Y entonces, Anette salió portando un sombrero de charro, lo que emocionó al público.

Al integrarse el grupo completo, se empezó a escuchar el principio de una rolísima, también del último disco
Dark Passion Play . Se me erizó la piel con la primeras notas de "The Poet and the Pendulum". Simplemente grandiosa. Anette cantó la parte que le corresponde a la voz del niño, haciéndola una buena versión.

Marco tomó el micrófono para cantar, junto con Anette, "Dead to the World", prendiéndonos a todos. Al terminar, Anette descansó para que Marco cantara la canción, que también forma parte del soundtrack de la película LIEKKSA, "When yours Lips are Still Red". A mí, particularmente, me encanta. (Y esta rola está en el demo de Amaranth, junto con las versiones sinfónicas de "Amaranth" y "Eva"; además de la versión de "Eva" cantada por Marco, lo mismo que "Amaranth", aunque ahí se llama "Reach".)

Luego siguió una canción que no alcancé a identificar bien. Es una del disco
Dark Passion Play, pero como son de las que no me gustan mucho, repito, no la reconocí. Creo que era "Sahara" (si alguien fue al concierto y lo que escribí es un error, ojalá me corrija por favor). Pero lo importante fue que, delante de mí, estaba un señor de pelo blanco junto a su esposa. Este señor se prendió mucho con la rola; se veía que era un seguidor de Nightwish. En ese momento, recordé las palabras que dijo Saúl Hernandez en un programa de televisión: "Para esto [el rock] no hay edad". Y eso es verdad.

Y entonces, el grupo se despidió. ¡Cómo!, me pregunté, ¿tan poco show? Es obvio que los grupos siempre regresan, pero, de todas maneras, era muy poco tiempo, pocas canciones. En el inter, antes de que el grupo volviera a salir, se escucharon algunos chiflidos de cinco notas. Yo no chiflé, pero sí me sacó de onda tan poco show. Faltaba ver cuántas canciones más tocarían.

De nuevo el griterío de las chavas cuando salió Tuomas. Y le tocó el turno a una rola que prendió al respetable: "Nemo". El señor del pelo blanco estaba muy feliz, gritando y moviendo la cabeza como debe ser. La misma tónica siguió cuando tocaron "7 Days of the Wolf". Y más creció la prendidez con "Wishmaster".

Ninguno quería que terminara "Wish I Had a Angel" porque sabíamos que era la última. Sí: fue un show muy corto, pero grandioso. Si de por sí los seguidores ya había aceptado a Anette, con este concierto terminaron amándola, y eso se notó cuando se acercó a todos los rincones de escenario para agradecer.


A pesar de que hubiera dado lo que fuera con tal de haber visto a
Nightwish con Tarja Turunen, nunca olvidaré este concierto, ni todo lo que vi, sentí y aprendí. Sólo puedo agregar que este Nightwish sí me gusta.

Espero escribirlo bien: Kidos, Nightwish.

Este
post se lo dedico a Aris y Nazgwen del Witch Network; lo mismo que a mi psiquiatra, el loco doctor Saracco.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad fue un grandioso concierto! Yo tuve la oportunidad de ir y me quede impactada por toda la energia que irradiaba la banda!

Lo mas grandioso de esto es qe pase a conocerlos a backstage y ese sombrero de charro se los di yo y annette me prometio usarlo en el concierto, sin saber que lo usaria en una de mis canciones favoritas :D

Fue un detallazo :D

Gh0stface dijo...

yo asisti a ambos conciertos!!! en conclusion: El vive cuervo es un asco, 1era y ultima vez que voy alli ¬¬!!!
En cuanto al grupo, mis respetos, los ame sobre todo a Anette, ese carisma y voz!!!
Dos conciertos que jamas olvidare :)
Espero puedas comentar mi reseña en mi blog.
saludos

*Gina Halliwell* dijo...

Estoy segura de que los vi en vivo en mis tiempos de "metalera", pero como era nueva en el rollo no conocía bandas ni rolas, fui a ene conciertos oscuros porque me llevaron y de esos años mozos la neta sólo recuerdo con frenesí las actuaciones de Moonspell (grrr) y Mortiis. Ahora me gustaría ver a Cradle of Filth (Daniel es como el Manson pero en guapo :OP), pero como cambié radicalmente al giro electrónico creo que vinieron hace poco y ni me enteré, buah, eso sí, pregúntame de DJs de electrónica (empezando por mi marido jaja).

Asilo Arkham dijo...

Moonspell es una muy buena banda.