asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


viernes, 1 de octubre de 2010

La distancia entre metro y metro


Toda mi vida me había sentido orgulloso del metro de la Ciudad de México, tan limpio, incluso más que el de Nueva York, Londres y París; eficiente a pesar de los apretones en las horas pico y de la incipiente incidencia de actos delictivos que han aparecido en los últimos años (y del imbécil conductor que manejó borracho). Desde la edad de doce años, me convertí en un vago de mi ciudad, y por supuesto las estaciones del metro han sido un personaje importante de mis andanzas, en especial las de las líneas 2, 3, 9 y últimamente la 8 y la B.


Sin embargo, hace unos días vi un reportaje donde se habla del metro de -dicho sea de paso, una gran ciudad- Finlandia. Es cierto que el metro en Europa es muy caro (en México, a pesar de todo, seguimos pagando poco por cada viaje), pero lo importante es la actitud y el comportamiento que tienen los ciudadanos de Helsinki. Todos caminan en orden. ¡No hay torniquetes!, hay un sólo lector donde los viajeros tienen que pasar su boleto prepagado; la gente podría pasar ignorando el lector y el viaje les saldría gratis, sin que nadie les diga nada, pero no hacen eso.


Además, y lo que más me marcó del reportaje, el metro de Helsinki es muy limpio, sin ventanas pintarrajeada ni rayadas. Hace varios años, leí en un reportaje que en Finlandia se encuentra la mejor escuela pública del mundo. ¿Será la educación la responsable de la apariencia de una ciudad?


Estados Unidos tiene muchos buenos ejemplos que podríamos copiarles. ¿Por qué a la gente le gusta más copiar los malos ejemplos, pintar y rayar todo lo que se nos ponga en frente, en lugar de copiar lo mejor? (Ojo: no me estoy refiriendo a los estupendos graffiti bien hechos que adornan algunos muros). Después de ver el reportaje y de nuevo ver mi aún querido metro, me pregunto, ¡qué carajos les pasa a los mexicanos!

No hay comentarios.: