asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


sábado, 5 de enero de 2008

Wendy Orlean Williams y los Plasmatics


Estoy vuelto loco. Mi hermana acaba de regresar de Europa y me trajo algunos regalos. De Londres me compró el Mapa del Merodeador y unos separadores de libros de metal con los escudos de las casas de Hogwarts. Realmente están fantásticos. Pero lo que más me emocionó fue un CD que llevaba años buscando, y ella lo pudo encontrar en una tienda llamada FNAC, en España. Dicho disco es Coup D'état de Plasmatics.

Fue en el verano de 1989 cuando tuve la locura de vender todos mis LP's con la
idea de comprarlos después en CD's. Aunque eso no lo pude hacer. Tan sólo pude conseguir pocos de mis discos en el nuevo formato ya que siempre tuve problemas con mis bolsas. Recuerdo muy bien que el disco de los Plasmatics fue uno de los que más me dolieron cuando lo vendí, a pesar de que todos me los pagaron bastante bien. No obstante, el disco Coup D'état de los Plasmatics no lo editaban en CD. Fue hasta hace algunos años que la cantante, Wendy Orlean Williams, se pegó un tiro en la sien, se suicidó en 1998. A las pocas semanas sacaron el disco.

Independientemente de la gran pérdida, se me hizo un insulto que sólo así las disqueras sacaran de nuevo este gran título. Siempre la ley de la oferta y la demanda está por encima del arte.

Ahora que estoy escuchando el disco, ahora que vuelvo a escuchar las
canciones, los acordes pesadísimos a pesar de la tecnología de la época, y, sobre todo, la voz de Wendy, no hago más que confirmar la calidad de este material. Ese sí que era el espíritu. A veces muchas personas fingen ser muy malos y muy rebeldes, subversivos. Los Plasmatics sí que lo eran.

A veces me pongo a pensar si no fue ese verdadero espíritu lo que hizo a Wendy tirar del gatillo. Wendy Orleans Williams tenía 49 años. Un amigo comentó que a lo mejor ella no quería llegar a los cincuenta. También se dijo que tenía SIDA. No sé. Lo único que importa es que ya no está.

De los Plasmatics sólo conozco el disco Coup D'état y otro que nunca vendí
y que aún conservo en acetato, uno llamado Beyond the Valley of 1984. No sé si hayan grabado más, o si por ahí exista algún demo. Los Plasmatics fueron uno de los grupos de metal más pesados de la primera década de los ochenta, tanto en música como en actitud. Se respiraba que ese era su verdadero estilo de vida.


Van a ser diez años de la muerte de Wendy y aún se extraña a la ex estrella porno, a la mujer de la voz más poderosa que muchos cantantes masculinos, a la metalera con actitud punketa. No se pueden morir sin haber escuchado a los Plasmatics.

2 comentarios:

*Gina Halliwell* dijo...

Buuu, alguna vez alguna de mis ene psicolocas se cagó de risa cuando le dije que me volvería famosa si publicaban mis diarios íntimos luego de darme un tiro. Claro, entonces estaba mocosa, de hecho creo que la psicoloca estaba mucho más mocosa que yo. Claro que las cosas no han cambiado mucho desde entonces, so...
Y que conste que hice la corrección sobre mi cantata favorita. Soy una ignorante, me sentí como los ravers cuando no saben qué DJ mezcla pero ohhh, 'stá chidín, mai... nomás que no se lo digas a nadie, ¡eh!

Silvia dijo...

Gran estrella del Rock y del riesgo, ya que sus videos, y conciertos, no sé si veríais alguno, eran de alto riesgo, pero prudentes, recuerdo el video The Damned y el It´s my life dónde se ve que a ella le gustaba el riesgo y como luchadora que fue en la vida, que hizo de todo, llevando buldozers, subiéndose en avionetas mientras conducía antes de que el coche se cayera por un precipicio o la lucha libre, y en sus conciertos tengo un dvd grabado en Londres dónde revienta un coche con una pequeña carga de dinamita, al igual que en el video de The Damned pero en el vídeo era un autobús y la carga era mucho mayor, en fín era una tía con ellos bien puestos, vivió lo suyo, y cuando vio que su vida no tuvo sentido, probó lo nunca conocido, la muerte, con una recortada, no sé si será peor eso o tirarse a las vías de un tren como lo hizo Ingo Schwichtenberg el batería de Helloween.