asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


jueves, 17 de abril de 2008

Música, universo y espíritu

En el reciente número de la revista ¿Cómo ves? aparece un comentario sobre el libro Física y música de José de la Herrán. En él hablán de un dato muy curioso: los pianos constan de 88 notas, "número que casualmente coincide con el de las constelaciones estelares en el cielo".

¿De verdad será casualidad? ¿Las casualidades existen?

Esto me hizo recordar algunas cosas que se han dicho sobre la música y la espiritualidad hasta la teoría de las cuerdas, teoría que muchos físicos tratan de comprobar.


Los numerólogos dicen que el 3 y el 7 son números de luz. Todos saben que cada escala tiene 7 notas. Si tomamos en cuenta los semitonos, las escalas cuentan con 12 sonidos; al sumar los números que forman el 12 , 1 y 2, nos da 3.

En los libros de símbolos se dice que las estrellas de siete picos controlan la armonía del universo.

Algunos físicos están tratando de comprobar la teoría de las cuerdas. Por supuesto que no sé mucho, obviamente no soy un experto, pero trata sobre las partículas elementales. Las partículas elementales son aquellas que ya no se pueden dividir. Se dice que los protones y neutrones están compuestos por quarks y gluones. Los gluones son cuerdas, y dependiendo de su vibración nos dará un tipo de átomo. (No pude encontrar la revista con el artículo de esta teoría, ofrezco disculpas si escribí algún error.)


Los sabios antiguos ya sabían sobre la vibración del universo, mucho antes que los científicos.


Si hasta el mismo Ace Frehley aseguraba que nació en un planeta llamado Gendel, donde todos se comunicaban por medio de notas musicales *^^*


En el poco tiempo que estudié música, aprendí algo muy interesante en la clase de armonía. El espectro sonoro nos da los acordes mayores, menores y con séptima; la misma naturaleza nos da esos acordes.


En fin. De nuevo pregunto, ¿las casualidades existen?

Ah, por cierto, si sumamos los números que forman el 88, 8 y 8, nos da 16. 1 más 6 nos da 7. Siguen apareciendo los números de luz.

No hay comentarios.: