asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


jueves, 24 de septiembre de 2009

Pudo haber sido antes

Pues aquí está El Gran Arkham triste y feliz porque anoche terminé el Final Fantasy VII, Crisis Core. Y en verdad pude haberlo terminado antes, pero se descompuso mi consola y se tardaron una semana en regresármela. Lo importante es que ya lo terminé. Me emocioné mucho cuando salieron los créditos finales acompañados de -permitanme decirlo así- una suite con los temas de Final Fantasy VII, los cuales muchos ya conocíamos; aunque esta versión orquestada estuvo maravillosa.

En la escuela nos enseñaron que la poesía no sólo se encuentra de manera escrita en los poemas, sino que pueden estar en todas partes. Y en este caso, creo que en Crisis Core si la hay. Como dijo la Gran Mary, fue sorprendente que al final (después de los créditos y de la maravillosa suite) sale una nueva versión con excelentes gráficos del inicio del Final Fantasy VII original, prometiendo la continuación. Aunque por desgracia nunca llegó ese remake a ninguna consola, según la información que todos me han dado.


Pero lo importante es que existe la precuela de este gran juego, apoyado de una buena historia y de los ya entrañables personajes. Insisto, es un juego poético, porque tiene algo más.


Definitivamente, el VII es el mejor de todos los Final Fantasy.

No hay comentarios.: