asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


viernes, 18 de diciembre de 2009

Ronnie James Dio

Hace pocos días leí en un blog que Ronnie James Dio estaba muy enfermo, entonces me puse a buscar su página oficial y, por desgracia, decubrí que era cierto. Wendy Dio, su esposa de toda la vida, dice que le detectaron cáncer de estómago; también dice que en cuanto Ronnie mate a este dragón, regresará a los escenarios. Y así lo espero yo.

Si me pidieran que escribiera en una pequeña lista a mis grupos favoritos, y quienes influyeron más en mi vida, sin pensarlo dos veces, Ronnie James Dio sería uno de los primeros artistas en nombrar. Para mí, y para muchos, Dio es uno de los mejores cantantes que ha tenido el rock; yo siempre he considerado que su voz es la voz 100% perfecta para este género.


Dio fue uno mis más grandes ídolos de la adolescencia, practicamente conseguí todos los discos donde él participó:
Rainbow, Black Sabbath, Dio (nunca pude conseguir ninguna grabación de Elf, su primer grupo). Jamás olvidaré la primera vez que vi una foto de él, cuando cantaba en Black Sabbtah; mi primera impresión fue que Dio parecía un duende demonio.

El tiempo me ha enseñado que es muy difícil mantenerse puro, que la gente cambia y por lo tanto también sus intereses y convicciones; y mucho más cuando se trata de un músico de rock, porque se puede caer en la tentación de cambiar el estilo para ganar dinero o el derecho a grabar. (De eso trata su canción
Heaven and Hell, donde habla de los representantes de los grupos: El mundo está lleno de reyes y reinas que te ciegan y te roban tus sueños. Eso es el Cielo y el Infierno.) No obstante, Ronnie James Dio siempre ha mantenido su espíritu.

La última vez que vi a Dio fue en 2004, en lo que antes era el Salón 21, ahora el actual Vive Cuervo; fue un concierto
grandioso. Yo espero que en verdad Ronnie pueda matar a ese dragón y que pronto lo volvamos a ver en un escenario cantando el heavy metal, como sólo él sabe hacerlo de manera majestuosa, y derramando aquella aura tan especial que siempre deja con su sola presencia. Un cáncer no puede detener a un dios (Dio es Dios en italiano).

Quisiera terminar esta entrada utilizando las palabras que Wendy Dio escribió al final de su nota, en su sitio oficial.

Long live Rock and Roll.
Long live Ronnie James Dio.

1 comentario:

MARY dijo...

Yo también espero que se mejore, el cancer es una enfermedad muuy dura... Parece un buen artista, no lo conocía, estuvo en Black Sabbath? Mola.
Saludos!!!