asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


martes, 29 de julio de 2008

¿Variaciones sobre el mismo tema?

Se me ocurrió publicar este post ahora que estoy escuchando a Epica por primera vez y escuchando de nuevo a W.A.S.P. (aunque de este último hablaré más adelante).
Hace algunos años, en un programa de los denominados "culturales" de Televisa, entrevistaban a Brian Johnson, cantante de AC/DC, quien estaba de visita en México haciendo promoción de su nuevo álbum. El entrevistador, en tono peyorativo, aseguraba que todo el disco le parecía lo mismo, dando a entender que no había ninguna creatividad. Brian, en lugar de ofenderse, dijo que era cierto, que era el espíritu del rock and roll, y que no podía modificarse porque se perdería su esencia.

Ahora que, repito, estoy escuchando por primera vez a
Epica, me doy cuenta de que muchas bandas están retomando el sonido ochentero del heavy metal, y más específicamente el de finales de esa década: 1988-1989, cuando se puso de moda el famoso neo-metal, donde se explotaban más las escalas con un sonido más barroco tirándole a Bach y a demás músicos (aunque esa característica me parece que siempre ha estado presente).

Bueno, en concreto con el tema:

¿Qué tan válido es "hacer variaciones sobre el mismo tema" en lugar de buscar nuevas opciones? ¿Es mejor experimentar con sonidos, acordes y compaces en lugar de componer con lo más sencillo y directo? Claro que un gran músico puede arriesgarse y crear maravillas, como Mussorgsky, Otorino Respighi, Debussy o Stravinsky. Sin embargo, muchos no lo logran, y tan sólo les quedan melodías sin sentido, y sólo por querer salirse de la escala mayor o menor tradicional, incluso empleando de más las inflexiones. No se diga cuando tratan de abusar de compases y ritmos amalgamados, tan sólo por buscar -o abusar- de esa experimentación para tratar de crear nuevas atmósferas. Puede que muchas de esos sonidos y atmósferas ya no sean tan compatibles con la naturaleza humana.


A final de cuentas -y esto es algo que yo experimenté en carne propia-, las mejores canciones casi siempre son las más sencillas. No estoy en contra de la buena experimentación: a mí también me encanta. Sin embargo, muchas veces lo sencillo es mejor. Hace pocos meses, en un programa donde hablaban de una convención de música -no recuerdo bien el nombre-, entrevistaron a un músico suramericano, y él dijo que lo bello de la música de todo el mundo es descubrir no tanto las diferencias, sino las semejanzas que existen entre todos los géneros y todas las nacionalidades. Y, yo digo, a final de cuentas, sólo utilizamos doce sonidos en sus diferentes rangos; los ritmos pueden variar, pero son las mismas doce notas.

Cuando escucho a grupos como Epica, Haggard o Nightwish, me parece recordar aquellas épocas en las cuales estudiaba la técnica de sweep picking para poder tocar con más rapidez las escalas. Aunque dicha época de tanta "preparación académica" para tocar rock tuvo sus inconvenientes, pero eso también hablaré en otro bello post. No soy ningún experto, pero, bueno... me gusta divagar *^^*

No hay comentarios.: