asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


domingo, 13 de julio de 2008

A propósito, ¿y los propósitos?


La frase "Si quieres hacer reír a Dios dile tus planes" nunca ha sido más cierta. Yo creo que por eso los propósitos que planeamos al principio de año no los cumplimos. Al séptimo mes, se me ocurrió echar un vistazo a los que yo hice en el segundo post de este bello blog.

El único libro que he terminado fue
La conjura de los necios, y apenas estoy empezando Los recuerdos del porvenir (y ahora no lo voy a dejar hasta terminarlo porque hace años que quiero leerlo). El señor de las moscas y Los 1001 años de la lengua española los empecé, pero luego me seguí con otras cosas. La verdad es que se te atraviesan otras lecturas que no tenías programadas.

A mis manos llegó un libro muy padre,
El guardián de los dragones, de Carole Wilkinson. Y al poco tiempo compre Las reliquias de la muerte, y por supuesto que le dediqué todo el tiempo, ¿qué tal si me moría antes sin saber el desenlace de los siete libros? Luego, Quise seguirme con la segunda parte del Guardián..., pero de nuevo se me atravesaron otras cosas. También intercalé las lecturas de 5000 años de palabras y La historia del diablo, los cuales tampoco he podido continuar *^^*

Y si contamos los libro que compré en el remate del Auditorio...


Tan sólo llevo terminados una noveleta y una obra de teatro. Ahorita trato de adelantar otra obra, un monólogo, pero he tenido algo de güeva.


Hace pocos meses, una persona me dijo que no pensara ni planeara mi vida en estructura; aunque eso no quiere decir dejar a un lado la disciplina, tan sólo no pensar en estructura, no vivir así. Y creo que tiene razón: por más que trates de planear tu vida, siempre aparece algo imprevisto que te cambia todo.
A mí me parce una buena opción de ver la vida. Aunque ahora sí espero terminar Los recuerdos... ya que lo acabo de planear unos párrafos aquí arriba *^^*

Intentemos, pues, utilizar la estructura sólo en nuestras historias escritas y no en nuestra vida.

1 comentario:

*Gina Halliwell* dijo...

Antes di que no eres como la clásica vieja fodonga (ejemmmm) que nunca comienza a hacer dieta ni ejercicio si no es día lunes.

Mil gracias por las felicitaciones y un millón más por las porras :O) más que nada, por seguir acá... bueno, allá... y aquí también jaja.

Nomás que, ups, creo haber errado de opción cuando me preguntaron: "¿Fama o Fortuna???"

...ah, total. Es divertido. El otro día esperaba a que cambiara un semáforo y los chavos de un carro nomás me estaban viendo, así de "¿soy o me parezco?, porque... ¡sí soy!!!" :OP jajajaj.