asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


martes, 2 de enero de 2007

Relatos del asilo 4, Diario de Arkham




2 de enero de...




Mi figura se sigue deteriorando al igual que mi cabello y mis dientes. Mi estancia en este asilo no me beneficia en nada, al contrario. Este lugar me afecta tanto que apenas me reconozco; ni siquiera me había dado cuenta que el nuevo año comenzó. Creo que no soy muy diferente del paciente del gran sombrero, del hombre de la piel enferma como reptil ni del que tiene la mitad de su rostro deformado. Me siento solo. Últimamente he sentido un poco de atracción de la chica amante de las flores, pero en su expediente dice que su saliva es venenosa. Ya no espero ninguna nueva vida porque ésta no quiere llegar. ¿Acaso es que empezaré a formar parte de este grupo de fenómenos?

Cada día empeoro. Necesito un cambio de ADN.

Dr. Jeremy Amadeus Arkham.

No hay comentarios.: