asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


viernes, 8 de diciembre de 2006

Conflicto de veracidad


Carmen me dio la idea de agregar elementos de fantasía a este blog. Sin embargo, ahora tengo un conflicto. EDUARDO ANTONIO PARRA (lo escribo con mayúsculas porque él habla así de grueso) nos dijo en una de sus clases: NUNCA LE CREAN A UN ESCRITOR: SIEMPRE ESTÁ MINTIENDO. Yo me sentí muy incómodo porque a mí me han pasado cosas realmente curiosas, extrañas, y coincidencias difíciles de creer, pero que de verdad sucedieron. Es obvio que en la segunda parte de "Objetos perdidos" mentí sobre mi túnica de Ravenclaw y mis lentes de Quidditch, pero en "Los culpables" sí dije la verdad.

Sólo quiero que sepan que en "Los culpables" no mentí. En los demás mensajes... quién sabe: esto es el Asilo Arkham. Además, que quede claro que la mayoría de mis historias las invento: no vayan a pensar que todo lo copio de la calle.

También quería aclarar que muchas cosas fantásticas ocurren en la vida real. Como dice la primera frase de un futuro Best Sellers: Siempre me han pasado cosas muy extrañas.

No hay comentarios.: