asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


sábado, 23 de diciembre de 2006

Relatos del asilo

"Las lukidaws son entidades polacas de rostro celestial pero con intenciones malévolas. No se sabe si son espíritus o duendes. Si tienes la mala fortuna de mirar sus hermosos ojos azules, tu vida ya no será la misma. No importa que tan joven seas: te sentirás tan viejo que ya no querrás hacer nada; tu vida perderá sentido porque ya dejaste de ser joven. Yo no creía en esto hasta que me encontré frente a frente con una bella lukidaw en el estacionamiento de un teatro. Hubiera visto los ojos de esa pequeñita, doctor: eran inmensamente azules."
Esto me contó el paciente del gran sombrero, quien asegura ser viejo siendo joven aún.
Dr. Jeremy Amadeus Arkham.

1 comentario:

Asilo Arkham dijo...

Aún sigo pensando en las lukidaws.