asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


viernes, 8 de diciembre de 2006

La verdadera casa



El otro día, mi psiquiatra no me creyó cuando le dije que no soy un Gryffindor. Le expliqué que mi casa era Ravenclaw, y él no supo de qué le estaba hablando. Para aumentar su acervo cultural, le presento a mi psiquiatra, el doctor Saracco, el escudo de mi casa y mi anillo de graduación, con mucho orgullo.

No hay comentarios.: