asilo, asilo

asilo, asilo
ESCRIBO POR VENGANZA. ESCRIBO PARA LIBERARME. ESCRIBO PARA DESECHAR TODO LO QUE ME HACE DAÑO. ESCRIBO PARA PENSAR QUE SOY OTRA PERSONA. ESCRIBO POR AMOR. ESCRIBO PARA SOPORTAR LA VIDA.

El verdadero Ace

El verdadero Ace
Un día, las hadas, malévolas y traviesas, hicieron una apuesta con los hombres. Dijeron que si lograban crear historias mejores que la vida de ellas, se transformarían en horribles insectos; de lo contrario, ellos desaparecerían de la faz de la Tierra.

Hoy en día, los hombres siguen deambulando por las calles; mientras en los bosques, millones de mariposas revolotean entre los árboles.

Las hadas cumplieron a medias.


Mario Ramírez Monroy


miércoles, 6 de diciembre de 2006

Objetos perdidos (parte I)


Las tardes ahora son muy tristes y aburridas. Extraño mucho la escuela y estoy tan deshanimado que no quiero leer ni escribir nada. Como no sabía en qué emplear mi tiempo, decidí escombrar mi cuarto. Estaba tan desordenado que me sorprendió todo lo que encontré: revistas donde hablaban de mi grupo, una caja con plumillas nuevas, un par de botas que nunca me puse por no encontrarlas, el papelito con el teléfono de una chava darkie a la que nunca pude volver a contactar (grrr), una gabardina la cual me dio mucho coraje porque ya no me quedó, hasta el pedal de mi guitarra por el cual me peleé con una persona ya que pensé que él me lo había robado. En fin: cosas de mi pasado.

No hay comentarios.: